11 trabajos desde casa sin experiencia

trabajos desde casa sin experiencia

Trabajar desde casa sin experiencia es una posibilidad al alcance de cualquiera. No importa si estás buscando una actividad que se convierta en tu fuente principal de ingresos, o si ya tienes un empleo al estilo tradicional y lo que te hace falta es conseguir unos ingresos extra.

Con tan solo un ordenador, una buena conexión a internet, y un poco de ingenio y capacidad para lograr clientes, puedes empezar a desarrollar tu propio negocio en modalidad online. Aunque te vamos a dar 11 alternativas que no requieren de experiencia, en algunos casos sí necesitarás contar con un poco de formación, pero no te preocupes porque también puedes encontrarla online y de manera gratuita.

Servicio de atención al cliente

La atención al cliente es el punto débil de muchos pequeños negocios. Estos lo saben y buscan alternativas para solucionarlo, por lo que en la mayoría de los casos deciden externalizar este servicio, y ahí es donde entras tú.

Si eres una persona resolutiva, buena comunicadora y con don de gentes, puedes trabajar desde casa sin experiencia como agente de atención al cliente, por vía telefónica, chat, o incluso redes sociales.

Lo normal es que la empresa te aporte un poco de formación sobre cuáles son las incidencias más habituales y cómo debes solucionarlas. A partir de ahí, tu trabajo consistirá en que los clientes se queden lo más satisfechos posibles después de haber comunicado contigo para avisar de algún problema con el producto o el servicio.

Transcripción de textos

Para hacer este trabajo necesitas ser muy hábil a la hora de escribir con el teclado del ordenador, porque se trata de convertir un contenido en audio o en vídeo en un texto escrito, reflejando fielmente lo que se dice en el contenido original.

Es posible que al principio te cueste un poco hacer las transcripciones y tengas que parar frecuentemente la reproducción del audio o del vídeo para terminar de escribir el texto, pero en cuanto vayas ganando experiencia harás cada transcripción de forma mucho más rápida.

Aunque no lo creas, existe una alta demanda online de transcriptores de textos. Piensa en todas las empresas que comercializan servicios y se relacionan con sus clientes solo por vía telefónica. Esas conversaciones se graban, pero las compañías necesitan tener una transcripción en texto de las mismas para poder archivarla de una forma más sencilla.

Redacción de contenido 

En caso de que tu rapidez en el teclado se conjugue con una excelente capacidad de redacción y de comunicación a nivel escrito, puedes buscar proyectos en el campo de la redacción de contenidos en el que, además, hay mucho margen para la especialización.

Puedes redactar contenido para blogs, hacer notas de prensa, crear contenido orientado al SEO, hacer descripciones de productos para tiendas online, crear memorandos empresariales… Cuantos más conocimientos técnicos tengas, más allá de tu capacidad de redacción, más posibilidades tendrás de encontrar proyectos en los que trabajar.

Además, es conveniente que seas capaz de elaborar textos dentro de diferentes estilos y forma de voz, para adaptar tus creaciones al estilo de comunicación de cada cliente.

Corrector de estilo

Hay muchas personas que necesitan un corrector de estilo para sus textos: quienes están elaborando un discurso, escritores que desean autopublicarse y no tienen acceso a un servicio de corrección ofrecido por una editorial, doctorandos que preparan su tesis, etc.

Si te apasionan la gramática y la ortografía este puede ser un buen trabajo para ti. No obstante, como vas a trabajar con textos que son muy importantes, no está de más que hagas algún curso específico de formación en esta materia.

Tu labor consistirá en comprobar que los textos que te llegan no tengan faltas de ortografía, estén bien redactados a nivel gramatical y no haya errores tipográficos o de maquetación.

Asistente virtual

Este es uno de los trabajos desde casa sin experiencia que más demanda están experimentando últimamente, porque hay muchas pymes y autónomos que necesitan ayuda en cuestiones administrativas, pero que no pueden permitirse contratar un empleado que se haga cargo de ello.

Como asistente virtual, ejercerás labores de apoyo administrativo a todo tipo de empresas y profesionales. Esto incluye atender sus llamadas, gestionar su agenda, organizar reuniones, elaborar informes, etc.

Para desempeñar este trabajo necesitas tener unas buenas dotes de organización y de comunicación, así como manejar los programas de ofimática más comunes. Si tienes experiencia en trabajo de administración, mucho mejor.

Profesor online

Si lo piensas bien, seguro que tienes especialmente desarrollada una habilidad o capacidad que podría ser de interés para otras personas. Es posible que toques muy bien la guitarra, que hables inglés a la perfección, que sepas bordar…

En internet hay gente deseando aprender todo tipo de cosas, y no deberías desaprovechar tu talento. Si sabes hacer algo muy bien, puedes enseñárselo a los demás a través de clases particulares por videoconferencia.

Puedes encontrar a tus alumnos por tu cuenta, pero también puedes inscribirte como tutor en plataformas especializadas. Ellas se quedan una parte de lo que ganas por cada tutoría, pero se encargan de todas las gestiones y así tú solo tienes que preocuparte de impartir tus clases.

Fotógrafo de stock

Muchos de los textos que puedes leer online van acompañados de lo que se conoce como fotografías de stock. Se trata de repositorios en los que es posible encontrar todo tipo de imágenes libres de derechos de autor, algunas son gratuitas y para acceder a otras hay que pagar.

La demanda de fotos de stock no para de crecer, por lo que puedes plantearte dedicarte a este tipo de fotografía. Es sencillo, haces tus fotos y luego las cuelgas en la plataforma, que te pagará una determinada cantidad por cada unidad que los usuarios hayan descargado. O puede que te ofrezca directamente la posibilidad de hacer tú la venta a cambio de quedarse ella una comisión.

Para vender muchas fotos, haz un poco de labor de investigación sobre tendencias y términos de búsqueda a fin de saber qué imágenes pueden interesar a los usuarios de este tipo de servicios. Puedes hacer fotografías de diferentes profesiones, de espacios naturales, de gente haciendo todo tipo de cosas, etc.

Transcriptor de datos

La labor del transcriptor de datos sigue siendo tan importante hoy en día como lo era hace unos años. Porque hay muchas empresas que necesitan pasar gran cantidad de información a un formato digital y no tienen tiempo para hacerlo.

Para ser transcriptor necesitas manejarte con rapidez y precisión con el teclado, porque no hay margen para el error. Además, tienes que tener unos conocimientos entre medios y altos de procesadores de textos y hojas de cálculo.

Es un trabajo repetitivo que requiere altos niveles de concentración, pero que puede convertirse en una interesante fuente de ingresos. Además, puedes combinar este trabajo con el de transcriptor de audios.

Testador de webs y software

Una de las cosas que más preocupa a los desarrolladores de páginas web, software y apps es que su producto sea fácil de utilizar e intuitivo, para que llegue a una mayor cantidad de público. Por eso, suelen contratar a testadores externos.

Si escoges esta modalidad para trabajar desde casa sin experiencia, tu labor se centrará en ir probando páginas o aplicaciones para ver cómo funcionan y emitir un informe sobre ello.

El diseñador te proporcionará el programa y una serie de tareas a realizar, para que tú compruebes si son fáciles para un usuario. Después, informarás sobre tu experiencia, e incluso podrás hacer algunas recomendaciones de mejora.

Evaluador de motores de búsqueda

Es algo similar a lo anterior, pero en este caso trabajarás directamente con motores de búsqueda como Google. Tu misión consistirá en revisar si los resultados que arroja el buscador cuando se introduce una determinada palabra o expresión son realmente prácticos.

Es decir, si las páginas a las que puedes acceder tras la búsqueda realmente dan respuesta al término que has buscado. Para los motores de búsqueda este tipo de monitorización es esencial para mejorar la experiencia del usuario.

Si te gusta pasar el día conectado a internet y eres una persona curiosa, este puede ser un buen trabajo para ti.

Micro tareas para trabajar desde casa sin experiencia

En caso de que elijas esta opción, vas a hacer un poco de todo. Puedes desarrollar esta labor por tu cuenta o a través de plataformas especializadas, que suele ser lo más habitual. La idea es que hagas pequeñas tareas que se finalizan rápidamente. Quizá no es la alternativa ideal para vivir de ello, pero sí para obtener unos ingresos extra cada mes.

Entre las tareas que te pueden encargar hay prácticamente todo lo que puedas imaginar que se puede hacer de forma remota: resolver captchas, verificar datos, dejar una reseña, efectuar una búsqueda en Google, organizar imágenes por categorías, corregir un pequeño texto, etc.

Trabajar desde casa sin experiencia es algo que está al alcance de la gran mayoría de las personas en cualquier lugar del mundo. Solo tienes que pensar en cuáles son tus habilidades y buscar proyectos que puedan encajar con las mismas.

Al principio puede que los ingresos que generes sean algo meramente residual, un pequeño extra, pero con el paso el tiempo y, a medida que vayas ganando experiencia, podrías estar ante una actividad que te permita ganarte la vida sin necesidad de tener que salir de casa.

Total
0
Shares
Artículos que te pueden interesar