7 señales de atracción entre compañeros de trabajo

7 señales de atracción entre compañeros de trabajo

Cuando se trabaja de forma presencial, hay personas con las que se empieza a compartir la vida cotidiana. Los compañeros de trabajo pasan a convertirse en esa constante de todos los días, siendo quienes nos ven llegar en la mañana, quienes muchas veces pueden identificar cómo está nuestro ánimo y, además, quienes con el tiempo se conviertan en grandes amigos.

Es este mismo el motivo que lleva a que la atracción entre compañeros de trabajo sea mucho más común de lo esperado. Porque se comparte la vida y porque, en los espacios entre tareas, es normal que surjan conversaciones de lo más interesantes.

Visto esto, a continuación, queremos darte algunas claves que podrán servirte para reconocer la atracción entre compañeros de trabajo. Si más de una de estas aparece, puedes encontrarte frente a un caso de esta índole.

“Porque se comparte la vida y porque, en los espacios entre tareas, es normal que surjan conversaciones de lo más interesantes”. 

Hace preguntas sobre la vida personal

Lo cierto es que esto puede estar muy asociado a la personalidad de cada uno. Que una persona haga preguntas sobre la vida privada no quiere decir necesariamente que sienta atracción, sino que puede ser alguien interesado en generar amistad y conocer a las personas con las que trabaja.

No obstante, en ocasiones, si una persona presta demasiada atención y de forma en que no lo hace con otros compañeros y hace muchas preguntas personales que tampoco repite con otras personas, podemos estar frente a un caso de atracción.

También se puede tener en cuenta en este caso si es una persona que recuerda cosas que se le han contado previamente. Por ejemplo, si recuerda una anécdota que sucedió varios fines de semana atrás o si empieza a retener nombres de familiares, de amigos, de mascotas, preguntando por ellos ocasionalmente.

“Si una persona presta demasiada atención y de forma en que no lo hace con otros compañeros y hace muchas preguntas personales que tampoco repite con otras personas, podemos estar frente a un caso de atracción”.

Realiza gestos importantes

Para continuar, otro de los aspectos al que se puede prestar atención tiene que ver con los gestos, que pueden ser grandes demostraciones de afecto. Si se trata de alguien que tiene grandes gestos contigo pero no con otras personas, puede sentir atracción.

Hay que tener cuidado, debido a que los gestos también pueden relacionarse con que ha generado contigo un vínculo de amistad que no tiene con otros compañeros. Pero también puede analizarse. Si te trae un café cuando va a buscar el suyo sin que se lo pidas, si trae algo dulce para la tarde, pueden ser señales de que le gustas.

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, a lo que debes prestar atención en este punto es con cuántas personas lo hace. Si ves que no lo hace con nadie más pero que, además, ustedes no han forjado una importante relación de amistad, puede ser toda una señal de que se interesa de otra manera.

“Si ves que no lo hace con nadie más pero que, además, ustedes no han forjado una importante relación de amistad, puede ser toda una señal”.

Te mira mucho 

Ciertamente, los especialistas sostienen que la mirada es una de las grandes comunicadoras de los sentimientos de una persona. Cuando una persona mira mucho, pero además mira a los ojos o se detiene en aspectos del rostro o el cabello, puede ser toda una señal de que está interesada.

Por eso, lo que deberás sentir es si esa mirada queda clavada en ti incluso cuando tú no estás viendo, debido a que esto puede indicar que está apreciándose. Además, hay que ver si existen miradas cómplices acompañadas de sonrisas.

Muchas veces, estas miradas no aparecen, pero sí existe un contacto visual prolongado. En estos casos también se relaciona con un interés romántico.

“Deberás sentir es si esa mirada queda clavada en ti incluso cuando tú no estás viendo, debido a que esto puede indicar que está apreciándose”. 

Juguetea 

El contacto físico en los espacios de trabajo depende de varios factores entre los que se incluye la distribución del espacio y las interacciones que la actividad laboral permita. 

En este sentido, si aparecen cuestiones como pequeños jugueteos o contactos ligeros apropiados en distintos momentos, o si hay bromas que no se hacen con otras personas o aparecen los sobrenombres, podemos estar hablando de atracción.

De todos modos, al igual que en otros casos, es importante analizar si es algo que hace con todo el mundo. En estos casos se recomienda no prestar la mayor atención a dichos gestos, debido a que pueden indicar que esa es su personalidad o que tiene atracción por una gran cantidad de personas.

“Si aparecen cuestiones como pequeños jugueteos o contactos ligeros apropiados en distintos momentos, o si hay bromas que no se hacen con otras personas”. 

Busca generar interacción 

A diferencia de las mencionadas con anterioridad, esta puede ser una de las señales más fáciles de detectar. Estamos hablando de los casos en los que el compañero de trabajo busca excusas para generar interacción, aún cuando esta no es promovida por el espacio o por la circunstancia. 

Si observas que las interacciones aparecen y que se sienten algo forzadas, podemos estar frente a un caso de atracción entre compañeros, debido a que es alguien que está buscando hablarte aún cuando no tiene motivos para ello.

“Busca excusas para generar interacción, aún cuando esta no es promovida por el espacio o por la circunstancia”.

Siempre quiere ayudar

Sabemos que el vínculo entre compañeros de trabajo debe ser un vínculo de colaboración. Es decir, son personas que deben querer ayudarse entre sí y estar presentes cuando el otro lo necesita, para que todo el engranaje del espacio laboral pueda funcionar.

No obstante, si no necesitas ayuda y esa persona siempre te la ofrece o si está atento a lo que tú necesitas pero no hace lo mismo con otras personas, estamos frente a un claro caso de atracción.

Es atracción, además, si esta situación se da en una relación laboral que no ha desembocado en un gran vínculo de amistad.

“Si no necesitas ayuda y esa persona siempre te la ofrece o si está atento a lo que tú necesitas pero no hace lo mismo con otras personas, estamos frente a un claro caso de atracción”. 

Pregunta sobre tus relaciones

Finalmente, esta puede ser considerada como una de las señales más claras, especialmente si las preguntas las hace alguien que no es un amigo.

Si insiste mucho con preguntas sobre tu vida sentimental, si muestra interés por saber si estás en pareja, si quiere conocer respecto de relaciones pasadas en tu vida, podemos estar frente a un claro caso de atracción entre compañeros de trabajo.

“Si insiste mucho con preguntas sobre tu vida sentimental, si muestra interés por saber si estás en pareja, si quiere conocer respecto de relaciones pasadas en tu vida…”

Total
0
Shares