Trabajos en casa para mujeres

trabajos a domicilio

Las ofertas de trabajos en casa para mujeres se han multiplicado en los últimos años. No es que los hombres no puedan desempeñar estas profesiones, pero sí se aprecia un mayor interés de las mujeres por el teletrabajo.

Aunque la sociedad va evolucionando poco a poco, a día de hoy todavía son las mujeres en su mayoría las que hacen más sacrificios a nivel profesional para cuidar de la familia (hijos, familiares mayores, dependientes, etc.). Muchas acaban por renunciar a su trabajo y, con el paso del tiempo, se dan cuenta de que necesitan hacer algo más que cuidar a los que quieren. De ahí que se interesen por trabajar desde casa.

Estos empleos que vamos a ver son una buena opción para ti tanto si buscas ser independiente económicamente como si quieres desarrollarte personal y profesionalmente al margen de tus responsabilidades familiares, así que toma buena nota.

Preparar comida para llevar

Si te apasiona cocinar y todo el mundo te dice que lo haces bien, es hora de sacarle partido a esta habilidad. Con un poco de organización puedes convertir tu cocina en la base de operaciones de un negocio de comida para llevar. 

La ley te permite ejercer este trabajo desde casa, pero ten en cuenta que preparar alimentos para otros supone siempre un riesgo, así que debes hacerlo de manera totalmente acorde a la normativa. Tendrás que pedir los permisos correspondientes a la Administración y contar con el carnet de manipuladora de alimentos.

Una vez que lo tengas todo listo, puedes empezar a promocionar tu servicio en las redes sociales. En cuanto al reparto, puedes hacerlo también tú misma, puede encargarse un familiar al que involucres en el negocio, o puedes dejarlo en manos de riders expertos.

Asistente virtual

El campo de la gestión y la administración es fuente de un buen número de empleos en nuestro país, y lo mejor es que ya no tienes que ir a una oficina para desempeñar este tipo de labores. Con un ordenador, conexión a internet y un móvil, puedes trabajar cómodamente desde casa.

Es algo así como un servicio de secretaria por horas. Los empresarios o autónomos se ponen en contacto contigo y contratan tus servicios durante X horas al día, a la semana o el mes. En ese tiempo te encargas de tareas tan variadas como gestionar su agenda, atender a sus llamadas de teléfono, organizar reuniones, redactar informes

Lo habitual es que fijes un precio por hora, pero también puedes establecer una tarifa para tareas que resulten más complejas y que tengas que hacer fuera del tiempo que dedicas a cada profesional para el que trabajas, como elaborar un informe.

Transcripción 

Este es uno de los trabajos en casa para mujeres que más profesionales está ganando, porque es sencillo de realizar y te da total libertad a la hora de gestionar tus tiempos de trabajo. Así, mientras los niños están en el cole, o incluso antes de que se levanten, tú puedes estar ganando dinero.

Se trata de trasladar a texto el contenido de audios o vídeos, o incluso datos que las empresas puedan tener en documentos en papel y que necesiten trasladar a una base de datos. Eso sí, ten en cuenta que este trabajo requiere de altas dosis de concentración porque tienes que ser muy eficaz y no hay margen para el error, así que procura ponerte de ello en los ratos en los que puedas estar más tranquila en casa.

Existen plataformas especializadas en las que puedes encontrar contenido para transcribir. El precio suele estar fijado por palabra o incluso directamente por proyecto. A media que ganes experiencia, puedes empezar a ofrecer este servicio por tu cuenta a las empresas y así te evitas intermediarios.

Tutoría online

Cada día, millones de personas realizan búsquedas en internet relacionadas con el aprendizaje. Hay quien desea aprender un idioma, tocar un instrumento, hacer manualidades… y esto es una oportunidad muy importante para todas aquellas mujeres que tienen una habilidad y pueden enseñar a otros a desarrollarla.

Con un poco de preparación, puedes empezar a trabajar como tutora online. Lo único que necesitas es organizar bien las clases, crear algo de material para entregarlo a los alumnos (si es necesario), y dar las clases por videoconferencia

En este caso, también vas a encontrar plataformas especializadas que se encargan de todo, para que tú solo tengas que preocuparte de dar tus clases. Aunque también tienes la opción de crear un curso en formato vídeo y que este se convierta en una fuente de ingresos pasivos, porque recibirás dinero cada vez que alguien lo compre, sin necesidad de tener que estar dando clases todo el día.

Niñera: un clásico cuando se trata de trabajos en casa para mujeres

Si te gustan los niños, puedes convertir tu pasión en una nueva fuente de ingresos, porque siempre hay padres y madres que necesitan alguien que les eche una mano con el cuidado de sus pequeños.

En la mayoría de los casos este trabajo suele reducirse a dar de desayunar y llevar a los niños al colegio por la mañana, y recogerlos cuando acaben las clases. El algo sencillo que no implica pasar demasiado tiempo fuera de casa si es que estás cuidando de alguien, y también tienes la opción de ofrecerte directamente a cuidar los niños en tu casa.

Empaquetar productos

Con el auge del comercio online, son muchas las tiendas de éxito que no tienen tiempo para realizar las tareas básicas de montaje de los embalajes o empaquetado de productos. Amazon fue la primera en externalizar este tipo de tareas, y muchos e-commerce han seguido su ejemplo.

En este empleo, la empresa te manda las mercancías y los embalajes y tú te encargas de preparar los paquetes. Después, la empresa de mensajería pasará por tu casa para recoger todo lo que ya tengas listo.

El problema con este tipo de trabajos es que hay mucha estafa, pero puedes detectar el fraude y evitarlo.

Si encuentras una oferta de trabajo para empaquetar productos para una tienda online, antes siquiera de proporcionar tus datos personas asegúrate de que ese negocio existe realmente. Incluso puedes llamar o contactar con la tienda a través de su web para asegurarte de que son ellos los que están ofreciendo el trabajo. Y, por supuesto, si te piden dinero, no dudes que es una estafa.

Hay muchas alternativas de trabajos en casa para mujeres. Piensa bien en qué es lo que te gusta, que habilidades y recursos tienes a tu disposición, y seguro que no tardas en encontrar la alternativa perfecta para ti.

Total
0
Shares
Artículos que te pueden interesar