10 trabajos compatibles con prótesis de cadera 

10 trabajos compatibles con prótesis de cadera 

Una de las grandes dudas que aparece en las personas que van a ser intervenidas con una prótesis de cadera es qué va a pasar con su desarrollo laboral. Es decir, cuáles son las limitaciones implicadas en la cirugía, en el postoperatorio y también a lo largo de la vida posterior. 

Algo que se debe decir en este punto es que, si los resultados de la cirugía son los habituales, las limitaciones residuales de la persona deberían ser menores a las limitaciones previas a la intervención, mejorando sus condiciones de salud y sus posibilidades.

De todos modos, cada persona es diferente, por lo que el tiempo que se tarde en reincorporarse a la actividad laboral dependerá del propio cuerpo, del tratamiento, de la gravedad del caso previo y del tipo de trabajo que se realice. 

“Las limitaciones residuales de la persona deberían ser menores a las limitaciones previas a la intervención, mejorando sus condiciones de salud y sus posibilidades”. 

¿Qué hacer antes de reincorporarse a la actividad laboral?

Uno de los aspectos más importantes en este sentido es seguir al pie de la letra las indicaciones del especialista. Esto se debe a que es quien sabe exactamente las condiciones de cada cuerpo, pudiendo explicar de forma certera cómo debe ser la recuperación y qué es lo que se va a necesitar en cada momento.

Al mismo tiempo, será necesario llevar a cabo todas las terapias que el especialista indique. Con ellas, además, se puede tener un registro de los movimientos y tareas que se pueden realizar en cada momento de lo que dure la recuperación y posteriormente. 

A pesar de ello, en términos generales, durante el primer trimestre es frecuente que ciertos movimientos generen especial incomodidad y deban ser evitados. Estas pueden ser las inclinaciones mayores a 90°, el levantamiento de piernas sobre la cadera, el uso de sillas o asientos muy bajos o en los que el cuerpo se hunda, girar la pierna de forma pronunciada, entre otras cosas.

“En términos generales, durante el primer trimestre es frecuente que ciertos movimientos generen especial incomodidad y deban ser evitados”. 

¿Qué trabajos no son compatibles con una prótesis de cadera?

Aun con lo dicho previamente, lo cierto es que hay trabajos que pueden considerarse incompatibles con una prótesis de cadera. No obstante, la mayor parte de las personas pueden retomar normalmente su actividad con el tiempo, aunque el tipo de actividad signifique que se debe esperar más tiempo. 

Aunque esto no quiere decir que bajo ninguna circunstancia se podrá volver a estas tareas, los trabajos que se suelen considerar incompatibles con prótesis de cadera son:

  • Chófer
  • Bombero
  • Bailarín
  • Agricultor o jardinero
  • Entrenador físico
  • Mecánico o electricista
  • Militar o policía
  • Empleada doméstica
  • Obrero de construcción o almacén
  • Operador de maquinaria

Los trabajos que sí son compatibles con prótesis de cadera

Hemos dicho previamente que lo más común es que en todos los empleos una persona pueda volver con una prótesis de cadera después de cierto tiempo. Sin embargo, hay ciertas profesiones a las que se puede retornar más velozmente.

Estamos hablando de aquellos empleos para los que se necesitará solamente de la recuperación básica recomendada, pudiendo volver a la actividad en poco tiempo. Estos son:

  1. Agente de seguros o inmobiliario
  2. Abogado
  3. Contador
  4. Atención al cliente
  5. Escritor
  6. Community manager o publicidad digital en general
  7. Diseñador gráfico o programador
  8. Escritor
  9. Profesor
  10. Psicólogo 

¿Cómo acondicionar el espacio de trabajo para una prótesis de cadera?

Ahora que hemos visto los trabajos más y menos compatibles con una prótesis de cadera, debemos hablar del acondicionamiento del espacio laboral para optimizar la recuperación tras la prótesis de cadera. 

En este sentido, los trabajos que pueden realizarse frente a un ordenador o las labores en general en las que se permanezca sentado unas pocas horas, son consideradas empleos de poco impacto. Es decir, empleos que permiten baja movilidad de cadera, pudiendo reintegrarse en 4 a 6 semanas por la prótesis de cadera.

No obstante, aún en estos casos va a ser necesario acondicionar la zona de trabajo para lograr una mayor comodidad, a fin de evitar molestias evitables. 

“Los trabajos que pueden realizarse frente a un ordenador o las labores en general en las que se permanezca sentado unas pocas horas, son consideradas empleos de poco impacto”. 

Claves para un desempeño cómodo y acorde a la prótesis de cadera

Uno de los aspectos fundamentales para acondicionar el espacio de trabajo tras una prótesis de cadera es poder mantener las piernas hacia adelante y dejarse espacio suficiente para ello. Además, es bueno mantener los objetos cerca y a una altura cómoda que evita que haya que agacharse.

También es muy importante hacer pausas para realizar ejercicios de movilidad todos los días. En caso de sentir dolor con ellos, lo mejor es bajar la intensidad, pero no dejarlos de lado. El especialista es quien indica los mejores movimientos para cada caso.

Finalmente, además de mantener compresas frías o calientes cerca (según recomendación médica), se debe eliminar todo objeto que funcione como obstáculo y que pueda llevar a tropiezos. 

“Además de mantener compresas frías o calientes cerca (según recomendación médica), se debe eliminar todo objeto que funcione como obstáculo y que pueda llevar a tropiezos”. 

Otras recomendaciones para prótesis de cadera

Para terminar, queremos hacer algunas recomendaciones para personas que han sido sometidas o lo serán a prótesis de cadera. Sin embargo, siempre se deberá consultar al especialista que lleva a cabo el tratamiento, a fin de saber las condiciones particularmente para cada caso. Estas recomendaciones generales son:

  • Evitar actividades deportivas que exijan una especial coordinación si no se tiene experiencia en ellas.
  • No hacer actividades de alto impacto, al menos hasta que el especialista lo indique.
  • Acudir a todas las consultas médicas.
  • No olvidar los ejercicios de rehabilitación que el especialista pueda indicar para el día a día en el hogar.
  • No saltarse pasos en la recuperación.

“Siempre se deberá consultar al especialista que lleva a cabo el tratamiento, a fin de saber las condiciones particularmente para cada caso”. 

Total
0
Shares
Artículos que te pueden interesar